El viaje del biometano: la travesía está siendo dura, pero comenzamos a avistar tierra, tierra verde…

Actualmente en el mundo existe una gran preocupación con el calentamiento de la Tierra y sus graves consecuencias. Desde Kioto hasta París, las políticas de los países están evolucionando para mitigar los gases de efecto invernadero (GEI). La producción y el consumo de energía es una relevante fuente de emisión de GEI, por lo que se deben implementar medidas para maximizar el uso de las energías renovables, y el biometano es una de ellas.

Colaborar, planificar, aprender,…querer

Cuando en 1995 estaba disfrutando de una estancia de investigación en la Universidad Técnica de Dinamarca, recibí una invitación para impartir una conferencia a mi vuelta sobre gestión de deyecciones ganaderas y biogás. Pensé en prepararla alrededor de palabras clave que definieran el éxito que estaba observando allí con las plantas de biogás centralizadas procesando deyecciones con residuos agroalimentarios. El reto era sintetizarlo en pocas palabras; creo que lo conseguí: agrupar, planificar, aprender.

No es cuestionable la necesidad de los gases renovables

La Asociación Europea de Biogás (EBA) organizó telemáticamente del 1 al 4 de septiembre pasado la “Conferencia Europea de Biogás 2020”, donde se evidenció el gran potencial del biometano, aportando energía renovable, ayudando al desarrollo rural, en una economía circular, en línea con el “Pacto Verde Europeo”.

Gases renovables en España 2020 (Futurenviro)

La paradoja de una fuerza imparable contra un objeto inamovible. Estamos ante un año bastante especial, desafortunadamente. Sin embargo, en toda Europa los gases renovables se consolidan como una de las energías del futuro, clave para la sostenibilidad ambiental y energética de nuestra sociedad.